viernes, 3 de julio de 2015

Comunicado de nuestro portavoz tras las últimas elecciones municipales

Una vez pasados mis 4 años de concejal como portavoz de IU en el Ayuntamiento de Gibraleón, vengo a decir que nos sentimos muy satisfechos por el trabajo realizado. Desde una oposición útil conseguimos  muchas mejoras para nuestro pueblo, mejoras que están a la vista para quienes la quieran ver. Fuimos como el defensor del pueblo: más de 30 mociones y 300 Ruegos/Preguntas lo avalan. Tenemos la satisfacción de haber contribuido a enderezar la caótica situación en la que dejaron a Gibraleón en 2011 los gobernantes salientes del PSOE: cierre y destrucción de lugares públicos y una tremenda ruina económica, por lo que ha habido que devolver más de 1 millón de euros de subvenciones sin justificar. Más una deuda a proveedores de 7,5 millones, indicador de ello es que en 2011 el remanente negativo de tesorería  estaba en 8,5 millones y al final de 2014 se ha reducido a 1,8 millones.
Pero lo que yo nunca me esperaba, ¡ingenuo de mí!, que la política fuera tan barriobajera en manos de los dirigentes del PSOE local, para quiénes todo ha valido: injuriar, calumniar, vilipendiar, violentar… con tal de desprestigiarnos. Es el principio maquiavélico: “El fin justifica los medios”; o el principio del ministro de la Propaganda de la Alemania nazi Goebbels: “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en una verdad”. Así han sido los 4 años de los 7 concejales del PSOE, cuatro años estériles, sin aportar nada,  sólo empleados en propagar la mentira como forma de ataque personal. Ahora, paradójicamente, han obtenido mayoría absoluta. Aunque las elecciones en Gibraleón tienen mucho de trampantojo. Aprovechando que el día de la votación coincidió con el Rocío, en Gibraleón el voto por correos, muy mal regulado y por tanto muy manipulable (hay pruebas), fue un auténtico escándalo (un 16%). Y, como son los últimos en entrar en las urnas, quedaron arriba, fueron los primeros cantados, entonces se vio el as escondido en la manga. Aparte de ello, la posesión de los listados del censo en manos de los interventores hace que se sepa quién no ha ido a votar y empieza un movimiento desenfrenado de apoderados y coches en busca de las personas a sus casas, sobre todo, en las horas vespertinas. ¿No se conculca la Ley de Protección de Datos? Creemos que sí.
A pesar de todo, seguiremos luchando por mejorar nuestra realidad, estaremos atentos y seguiremos siendo críticos  con aquello que no nos parezca lo mejor para la ciudadanía. Cuídense mucho de no volver a las andadas de épocas anteriores, porque estaremos vigilantes para que se lleve a cabo políticas honestas. No estaremos en la Corporación; pero estaremos en la calle, denunciando las viejas políticas del enchufismo, del clientelismo… practicadas en nuestro pueblo por políticos que anteponen los intereses partidistas o personales a los de todo un pueblo. “Venceréis, pero no convenceréis”- le dijo Unamuno al necrófilo Millán Astray. Tiempo al tiempo.
(Firma: Domingo González Lorenzo).